lunes, 3 de febrero de 2020

MIL VECES QUERIDO

Oh! Señor, me hace un instrumento de tu paz:

Donde es odio, haz que yo lleve amor,
Donde está ofendida, que yo lleve el perdón,
Donde está discordia, que yo lleve la fe,
Donde está el error, que yo lleve la verdad,
Donde está la desesperación, que yo lleve la esperanza.

Donde es tristeza, que yo lleve la alegría,
Donde están las tinieblas, que yo lleve la luz.

Oh! Maestro, haz que no busque tanto:
A ser entendido, en cuanto a entender.
A ser amado, en cuanto a amar
Pues:

Si es: dando, que usted recibe:
Perdonando que se ha perdonado;
Muriendo que se resucita de por vida eterna.

Amén.




































































No hay comentarios:

Publicar un comentario