miércoles, 20 de marzo de 2019

CRUCIFIJO DE LAS ESTIGMAS

La última parada es el Coro, donde se encuentra el crucifijo de los estigmas, testigo de la crucifixión ocurrida del santo de Gargano. Aquí en la mañana del 20 de septiembre de 1918, el Padre Pío recibió los estigmas permanentes. En frente del Crucifijo está la ventana desde donde el Padre Pío saludó a los peregrinos que vinieron a San Giovanni Rotondo con un pañuelo. Recién completada la visita de la iglesia de Santa Maria delle Grazie, de la antigua Cripta y del Crucifijo de los estigmas, al pasar el cementerio se ingresa en la actual piazzale del Rosario para ir a la nueva iglesia de San Pio da Pietrelcina.








No hay comentarios:

Publicar un comentario