viernes, 28 de septiembre de 2018

Gruppi di Preghiera di Padre Pio

Se amerai Dio sarai come una piccola conchiglia nell’oceano, quell’amore ti circonderà di dentro e di fuori e come conchiglia aperta nell’oceano, tu ne berrai a sazietà e sarai pieno di esultanza per la sua presenza - [Padre Pio]


Suor Miriam, storica e instancabile collaboratrice di Padre Pio, per anni si dedicò all’accoglienza dei pellegrini che accorrevano a San Giovanni Rotondo.


Francesco Forgione nacque a Pietrelcina

Francesco Forgione nacque a Pietrelcina il 25 maggio 1887 da Grazio Forgione e Maria Giuseppa De Nunzio. Nel 1901 espresse il forte desiderio di diventare frate in seguito ad un incontro con Fra’ Camillo di Sant’Elia, frate cappuccino del Convento di Morcone. Con grande gioia, i suoi genitori accettarono la sua vocazione e così, papà Grazio emigrò in America per garantirgli gli anni di studio.


Il 6 gennaio 1903 Francesco entrò in convento e il 22 gennaio dell’anno successivo emise la professione dei voti semplici assumendo il nome di fra’ Pio.



La mattina del 10 agosto 1910 Padre Pio venne ordinato sacerdote nel Duomo di Benevento e celebrò la prima Messa nella Chiesa Madre di Pietrelcina il 14 agosto.



Il 7 settembre 1910, nella campagna familiare di Piana Romana,  sotto il grande olmo dove pregava, ricevette le prime stimmate, che scomparvero nell’arco di un anno.



Nel 1915 Padre Pio venne richiamato alle armi. Durante le visite mediche gli fu diagnosticata la tubercolosi e fu rimandato a casa.
Nel febbraio 1916 venne inserito nella comunità religiosa di S. Anna a Foggia e il 28 luglio dello stesso anno fu invitato dal superiore di San Giovanni Rotondo al convento del paese nel quale rimase per il resto della sua vita.




Il 20 settembre 1918, davanti al Crocifisso della chiesa del convento di San Giovanni Rotondo, ricevette le stimmate alle mani, ai piedi e al costato, segni della passione di Cristo.


Nel 1940 fu progettata la sua grande opera Casa Sollievo della Sofferenza, inaugurata il 5 maggio 1956.


Il 22 settembre 1968 Padre Pio celebrò la sua ultima Messa e nelle prime ore del 23 settembre ritornò alla casa del Padre.


Santificado y santificado

Santificado y santificado , este es el nuevo tema único elegido para las reuniones de los grupos de oración italianos y extranjeros. Y es precisamente esto lo que se discutirá en la reunión regional anual de los Grupos de San Pio di Puglia, que se realizará por primera vez en el Santuario de Santa Fara en Bari.


Imola: el evento "Crucifijo con Cristo" en memoria de San Pio da Pietrelcina

Imola: el evento "Crucifijo con Cristo" en memoria de San Pio da Pietrelcina del 20 al 30 de septiembre, los devotos del Padre Pío de Pietrelcina di Imola recuerdan al Santo amado con celebraciones eucarísticas, catequesis y una exposición

"CRUCIFICADO CON CRISTO"
En las hermosas iglesias de Santo Domingo y San Pío en Imola , vamos a celebrar los aniversarios de Padre Pío con una serie de eventos litúrgicos y culturales y una exposición dedicada a la gran figura del santo del Gargano. La exposición estará abierta hasta el 30 de septiembre.

Apertura jueves, 20 de septiembre: la celebración litúrgica con la reliquia.
A las 20:45, un centenar de años a la aparición de los estigmas serán una función presidida por el padre Carlo María Laborde , Secretario General Emérito de la Asociación de los Grupos de Oración del Padre Pío, durante el cual se podrá venerar una reliquia del santo llegó a ' oportunidad de San Giovanni Rotondo

Exposición cultural: Crucifijo con Cristo. La vida de Padre Pio
Al finalizar la función litúrgica se inaugurará la exposición que estará abierta hasta el 30 de septiembre de 2018 .

La exposición estará abierta al público durante dos fines de semana y con reserva hasta mediados de octubre.

" Organizar una exposición centrada en el Padre Pío significa emprender un viaje a las raíces del sentido de la historia y de la fe cristiana. En cierto punto, un hombre parece muy similar a Jesucristo y se ocupa de los sufrimientos de los hombres. Dado que todo ha sido documentado con gran precisión, solo podemos dejarnos guiar por los acontecimientos ".


DOMUS SACERDOTALIS



USANDO LA CUENTA BANCARIA

A nombre de: 
CONVENTO CAPPUCCINI - SAN GIOVANNI ROTONDO (FG)

Filiale di San Giovanni Rotondo (FG)

IBAN: IT 82 N 02008 78591 000103257215

BIC/SWIFT: UNCRITM1C69  

Filiale di San Giovanni Rotondo (FG)

IBAN: IT19 E01010 78590 000027000131

BIC/SWIFT: IBSPITNA


Para informaciones o problemas envíen una e-mail a: ofertas@conventopadrepio.it

Tel. +39 0882 - 417 600
Fax +39 0882 - 417 342



martes, 25 de septiembre de 2018

Crucifijo del coro del monasterio de San Giovanni Rotondo, ante el cual el Padre Pío recibió los estigmas

“Era la mañana del 20 de septiembre de 1918. Yo estaba en el coro haciendo la oración de acción de gracias de la Misa y sentí poco a poco que me elevaba a una oración siempre más suave, de pronto una gran luz me deslumbró y se me apareció Cristo que sangraba por todas partes. De su cuerpo llagado salían rayos de luz que más bien parecían flechas que me herían los pies, las manos y el costado.
   
Cuando volví en mí, me encontré en el suelo y llagado. Las manos, los pies y el costado me sangraban y me dolían hasta hacerme perder todas las fuerzas para levantarme. Me sentía morir, y hubiera muerto si el Señor no hubiera venido a sostenerme el corazón que sentía palpitar fuertemente en mi pecho. A gatas me arrastré hasta la celda. Me recosté y recé, miré otra vez mis llagas y lloré, elevando himnos de agradecimiento a Dios”.
  
Los estigmas del Padre Pío eran heridas profundas en el centro de las manos, de los pies y el costado izquierdo. Tenía manos y pies literalmente traspasados y le salía sangre viva de ambos lados, haciendo del Padre Pío el primer sacerdote estigmatizado en la historia de la Iglesia (San Francisco de Asís no era sacerdote, sino diácono).

El provincial de los Capuchinos de Foggia invitó al profesor Luigi Romanelli, médico y director del prestigioso hospital de Barletta, para que estudiara el caso y diera su parecer. El Doctor Romanelli no tuvo la menor duda del carácter sobrenatural del fenómeno. Poco después la Curia Generalicia de los Capuchinos en Roma envió a San Gionanni Rotondo a otro especialista, el profesor Jorge Festa. Sus conclusiones fueron que “los estigmas del Padre Pío tenían un origen que los conocimientos científicos estaban muy lejos de explicar. La razón de su existencia está mas allá de la ciencia humana”.

La noticia de que el Padre Pío tenía los estigmas se extendió rápidamente. Muy pronto miles de personas acudían a San Giovanni Rotondo para verle, besarle sus manos, confesarse con él y asistir a sus Misas.











Un día como hoy

Un día como hoy... 

 El 21 de septiembre de 1968, el padre pio se sintió mal y no celebró la misa, sólo le dieron comunión, porque estaba extremadamente débil y cansado, con un fuerte ataque de asma, que le impedía respirar. Por la tarde, saludó a la gente del Coro había una multitud reunida en san giovanni rotondo para celebrar el congreso internacional de los grupos de oración al día siguiente, día 22.



Cuentos de padre pío extraídos del libro: I Fioretti di padre pío

Cuentos de padre pío extraídos del libro: I Fioretti di padre pío

Cuando llegó la noticia de que el padre pio había recibido los estigmas, fue inmediatamente una ola de personas al convento de san giovanni rotondo. Entre los primeros en llegar había algunos sacerdotes franceses, liderados por el abad benoit, secretario general del Instituto Católico de lille. Tenía un problema que él pensaba hace mucho tiempo, sin nunca poder resolverlo; al final, lo había olvidado. Habiendo venido a san giovanni rotondo y recibido junto con los otros sacerdotes de padre pio, no ha tenido una impresión particular de él. Pero cuando llegó el momento de decir adiós, todos los sacerdotes del grupo presentaron algunas fotos a la padre pío, rogándole que escribiera la firma. El Padre pio los satisfizo, pero cuando llegó la vez del Abad Benoit, en lugar de escribir su firma en la imagen presentada, sacó el breviario que tenía bajo el brazo y comenzó a hojear; llegó al final y encontró una página en blanco, él Le escribió una frase. Cuando el abad lo leyó, supo que esa era la respuesta a la pregunta que había olvidado. Comprendió que el padre pio no era ese simple sacerdote que él pensara al principio, pero alguien que tenía de Dios también el don de leer en el pasado la vida de aquellos que lo precedieron..

Fuente: Fundación Voz del padre pio


Alivio del sufrimiento

Alivio del Sufrimiento
Letra y Música: Federico Carranza.


Alivio del sufrimiento
Con el pueblo unido a Dios,
Ser un puente que conduzca
De las tinieblas a la luz.

Ser hermano de la gente
Muy cercano y familiar
Y viviendo y conviviendo,
Ir construyendo comunidad.


Por amor, contemplativo
Y muy activo por amor
Toda mi vida la entrego a Dios

Y mi corazón tengo unido al pueblo
Soy testigo y testimonio
del amor y el perdón de Dios,
Misionero y Capuchino


Me llamó el Señor, para ser santo
De toda miseria humana
quiero hacerme solidario
Compartir con mis hermanos
sus alegrías, como sus llantos.


Que la gracia que Él derrama 
en mi corazón herido,
sea un torrente que me sana;

y que también viene a sanar
a mis hermanos, 
viene a sanar a mis hermanos.


Nuestra Señora de las Gracias

Nuestra Señora de las Gracias
Letra: Ana M. de Carranza
Música: Daniel J. Knaggs


En ti encuentra descanso nuestro turbado corazón 
En ti tenemos puesta nuestra esperanza
Que llegue nuestro canto a toda la tierra
Para hacerte amar de todos los hombres


Oh Madre Santísima, Virgen Bendita, María
Eres por sobre todo Reina y Madre
Auxilio oportuno en todo momento

Bajo tu maternal intercesión todo podemos 
Porque eres Madre de todas las gracias
Nos unes a ti en filial amor
Y nuestros corazones arden por ti

Tú nos obsequias el regalo del Santo Rosario
En el que nos enseñas a amar
Y contemplar la faz de tu Hijo Jesucristo


La Batalla Espiritual

La Batalla Espiritual
Letra: Ana M. de Carranza
Música: Daniel J. Knaggs



Señor a combatir nos llamas
Desde el interior del alma
Día y noche sin descanso
No hay tregua en esta batalla

Nos has revestido con tu palabra :
El escudo de la fe, la justicia por coraza
En confianza y abandono total
Lucharemos ceñidos con tu verdad

Tenemos duro adversario
Que busca arrebatarnos
Toda paz, verdad y esperanza
Y alejarnos de tu gracia.

Venceremos sobre la oscuridad,
El pecado y el error
Muriendo a nosotros mismos
Y haciendo brillar tu luz


Holocausto de obediencia

Holocausto de obediencia
Letra: Fray Rufino María Grandes
Música: Daniel J. Knaggs



El Hijo es holocausto de obediencia
sobre el altar del mundo,
y se abre el Paraíso al pecador,
alzado por tu Cruz hasta tu triunfo.

En esta tarde ungida por tu gracia
se anuncia ya el futuro,
oh Cristo, Sacerdote en el Calvario,
abrázanos a ti cual hijos tuyos.

Tu víctima de amor, tu siervo Pío,
oraba por los suyos;
y estar allí en la puerta te pedía,
en tanto que no viera entrar al último.

Jesús orante, oh toda bendición
y sacrificio augusto,
concédenos ser hostia y alabanza
y con san Pío estar contigo juntos.

¡Divina Trinidad de cielo y tierra,
presente en nuestro culto,
oh gloria y luz-misterio de la Iglesia,
en ti sea el amor y el gozo sumo! Amén


Ora, ten fe y no te preocupes

Ora, ten fe y no te preocupes
Letra y Música: Andrés Degollado
basado en escritos de Padre Pío.


El Espíritu de Dios es un es Espíritu de paz,
Que nos da un corazón sencillo y una mente serena;
El Espíritu de Dios es un Espíritu de paz,
Que nos tranquiliza el alma y nos vincula al amor.

El Espíritu de Dios es un Espíritu de paz,
Paz que es la santa alegría del corazón donde Dios reina,
El Espíritu de Dios es un Espíritu de paz,
Que nos invita a orar, a tener fe, a no preocuparnos.

Cuando el maligno te haga sentir tristeza,
Cuando el demonio te exaspere e inquiete el corazón,
Recuerda que el Espíritu de Dios es un Espíritu de paz.
Ora para no caer en tentación,

Ten fe, escudo contra los dardos del maligno,
Ora, ten fe y no te preocupes
Ora, ten fe y no te preocupes 


Quédate conmigo Señor

Quédate conmigo Señor
Letra: Padre Pío
Música: Federico Carranza.


Has venido a visitarme
como Padre y como amigo,
Jesús, no me dejes solo.
¡Quédate, Señor, conmigo!

Por el mundo envuelto en sombras
voy errante peregrino,
Dame tu luz y tu gracia.
¡Quédate, Señor, conmigo!

En este precioso instante 
abrazado estoy contigo.
Que esta unión nunca me falte. 
¡Quédate, Señor, conmigo!

Acompáñame en la vida
Tu presencia necesito.
Sin Ti desfallezco y caigo.
¡Quédate Señor conmigo!

Declinando está la tarde
Voy corriendo como un río
Al hondo mar de la muerte.
¡Quédate, Señor, conmigo!

En la pena y en el gozo
sé mi aliento mientras vivo,
hasta que muera en tus brazos.
¡Quédate, Señor, conmigo!



¡Oh gloriosa Cruz de Cristo!

¡Oh gloriosa Cruz de Cristo!
Letra: Federico Carranza
basado en escritos de Padre Pío.
Música: Daniel Knaggs


¿Acaso no son joyas, preciosas,
los sufrimientos que Cristo permite en ti?
¿Acaso no son alhajas con que él te regala,
porque te ama, porque te ama?

Las almas elegidas por Cristo,
siempre tienen por herencia y porción
la cruz.

¡Oh, la gloriosa cruz de Cristo,
es la señal de que seguimos
al maestro,
dondequiera que él va!

¡Tribulación bendita,
que nos acerca a Cristo!

Si Dios te ha permitido
herir mi corazón
será para su gloria
y mi santificación:

¡por medio del calvario
camino hacia la resurrección!


Cinco Heridas de Amor

Cinco Heridas de Amor
Letra y Música: P. Jesús Virgilio Cantú García


¡Tus Cinco Heridas de Amor, le regalaste Señor 
en medio de un resplandor, llegaste Jesús
y lo nombraste embajador de tu dolor!

Con estigmas de tu pasión en pies y manos. 
Y un estigma de amor, 
sangrando también 
en su costado.


A estas manos que se habían consagrado 
Bajo la unción sacerdotal, Jesús Amado, 
Con las heridas de la cruz las has marcado
Y que las vean muy bien los pecadores.

Son fuerte signo de amor para la misión
De un religioso embajador de tu amor.
No, no son condecoración, no son adorno.
Son viva predicación escrita en la piel
de un soldado.


Confesor

Confesor
Letra: Federico Carranza
basado en escritos de Padre Pío.
Música: Daniel Knaggs


Si supieras lo tremendo
que es sentarse cada día
en el tribunal sagrado
de la santa confesión

Recibir de Dios la sangre
De Jesús crucificado
Y en amor lavar el alma
Con la reconciliación

Guardar con celo el tesoro
de esta sangre derramada:
Absolver al que es sincero
Y al impío amonestar

Con la ayuda de los cielos,
Y en las manos de María,
Ser confesor es ser Cristo,
Que perdona al pecador


Tu palabra habite en mí

Tu palabra habite en mí
Letra: Federico Carranza
basado en Col 3,16 y escritos del Padre Pío
Música: Mónica Lozano y Alicia Corrales


Tu palabra habite en mí, Señor
Con toda su riqueza
Y que tu sabiduría
Me instruya y amoneste

Para así cantar alegre
Lleno de gratitud
Himnos inspirados
Para tu gloria Señor

Tu palabra es mi alimento
Que en vigor me fortalecerá
Y me da la perseverancia
Y me enseña a perdonar

Si me lleno de tu ley,
Y me nutro en tu palabra
Las glorias y riquezas
No me corromperán

Venceré a la mentira
Con tu sabiduría
Y el mundo y sus lisonjas
Jamás me engañarán

Tu palabra, asiduamente
Buscaré con reverencia
Penetrando el sentido
Y transformando mi vida

¡Rebosa de alegría, Señor,
Mi alma por tu palabra!
¡Y mi corazón te canta
Himnos y cánticos de amor! 

¡Gracias Señor,
Por tu palabra santa
Gracias Señor,
Por tu santa palabra! 


Vida Eucarística

Vida Eucarística
Letra: Federico Carranza
basado en escritos de Padre Pío.
Música: Benjamín Rangel


Tú eres el paraíso
Jesús Eucaristía
Eres rey de mi alma
Eres mar de cristal

Como una gota de agua
Mi corazón se funde
En el mar infinito
De tu divinidad

Oh dulce unión gozosa
Tan intensa y profunda
Que lágrimas de gozo
No puedo contener

Oh coloquio amoroso
Mi corazón y el tuyo
Palpitando son uno
En santa comunión


La Santa Misa

La Santa Misa
Letra y Música: Federico Carranza
basado en escritos de Padre Pío,
Sacrosantum Concilium y 1 Pe 2, 5



La Santa Misa
Banquete celestial
Memorial de la pasión de Cristo,
que renueva el sacrificio de la Cruz.

La Santa Misa
Misterio tan sagrado,
Pues todo lo sucedido en el Calvario
Sucede en el altar

Acerquémonos,
Con grande amor y temblor
Al sublime don
De la Santa Comunión

La Santa Misa:
La tierra unida al cielo
Es el centro y es la cumbre de la vida
Del pueblo de Dios.

Como piedras vivas
Acerquémonos
A la construcción del templo espiritual
En la Santa Misa

Unámonos a Cristo,
Como María al pié de la Cruz,
Vivamos junto a Él
Su calvario y su pasión


En la Santa Misa


La Cruz Pascual

La Cruz Pascual
Letra: Composición de Fray Rufino María Grandes
Música: Daniel J. Knaggs



La Cruz pascual ha hundido sus raíces
en el fecundo huerto de la Iglesia;
con sangre de Jesús está regado
y brotan rojas rosas y azucenas.

Las cinco heridas, fuentes del Espíritu,
nos dicen que Dios ama con sus venas;
metido en esas llagas alguien sufre
y en él se quedan dentro y fuera impresas.

Efigie de Jesús Crucificado,
herido padre Pío, don y ofrenda,
en ti glorificamos al Amado
que a su misión de amor te abrió la puerta.

Un río vivo fluye de tus manos
a quien, buscando a Cristo, a ti se acerca,
y por tu diestra alzada en sacramento
los ángeles de Dios celebran fiesta.

¡Oh buen Jesús, oh Sangre de tu Padre,
en El la gratitud y gloria sea,
a ti, misericordia desbordada,
que en tus gloriosas llagas nos recreas! Amén


Ofrenda por la salvación de todos

Ofrenda por la salvación de todos
Letra: Federico Carranza
basado en escritos de Padre Pío.
Música: Federico Carranza Montealvo



¡Que todos los hombres se salven
y te conozcan de corazón
deseas, Señor de los cielos
tu anhelo es mas grande que la creación!

Enciende Señor ese fuego
Que al mundo viniste a traer
Y ardiendo de amor encendido
Rindamos a ti nuestro corazón

¡Enciende, el fuego
En el corazón de los hombres
Y que todos te amemos
Y te conozcamos, Señor!

¡Que brote un canto
en toda la tierra, Señor
bendiciones, y alabanzas,
y gracias por tu amor!

¡Que brote un canto
en toda la tierra, Señor
bendiciones, y alabanzas,
y gracias por tu gran amor!

Te entrego en ofrenda mi vida 
En holocausto de amor
Por la salvación de tu pueblo
Uniéndome a Cristo en la cruz. 

No busco consuelos,
 mas bien consolar tu dolor
 en el pobre, el sediento

que busca beber de tu amor.


Humilde Padre Pío

Letra: Basado en composición de Fray Rufino María Grandes Música: Daniel J. Knaggs



Humilde Padre Pío,
Clavado en la Cruz con Cristo,
Hermano que ama y ora
Y ofrece el Sacrificio:
En ti glorificamos
Los dones del Altísimo.
Tu corazón contempla
Al Hijo compasivo,
Y entregas absolviendo
La gracia del bautismo:
Por ti decimos gracias
Al Santo Jesucristo.
Amigo de dolientes,
Que son tus preferidos,
Tú buscas y tú encuentras,
Al Sufrimiento Alivio:
En ti reconocemos
Al Médico divino.
La Madre de las gracias
Te guarda a su cobijo.
Y tú vas desgranando
Sin pausa tus cariños:
En ti la Iglesia siente
La fe de los sencillos.
¡A Cristo redentor,
Que a amar al hombre vino,
Al Padre que lo envía
Y al Aura del principio
Ascienda amor y gloria
Por siglos infinitos! Amén


BIENVENIDO PADRE PÍO



Que en nosotros se despierte aquel deseo 
que tuviste siempre de alcanzar el cielo, 
siguiendo al maestro hasta la cruz, 
anunciando en todas partes a Jesús. 

CORO 

Bienvenido Padre Pío, 
te recibimos pidiendo intercesión, 
por nuestra tierra que tiene sed de Dios, 
por el mundo y por nuestra conversión. 

Que en nosotros se despierte aquel deseo 
de orar para vencer todos los miedos, 
descubriendo en Jesús la redención, 
participando como tú de su pasión 

CORO 

Bienvenido Padre Pío, 
te recibimos pidiendo intercesión, 
por nuestra tierra que tiene sed de Dios, 
por el mundo y por nuestra conversión. 

“Reza, espera y no, no te preocupes” (x4)


Himno del padre pio



Padre Pío Glorioso patrono
Hoy tus hijos te invocan fervientes , 
tu que a Cristo anunciaste a las gentes
Danos celo, doctrina y valor


En Cucuana tu eres buen padre
El amigo estigmatizado
El modelo que Dios nos ha dado 
De humildad, obediencia y amor


Tus ejemplos serán nuestra guía
Nuestra fuerza en el arduo camino
Jesucristo Luz, Vida y Camino
La verdad que viniste a enseñar


En tu vida abundaron las pruebas
Las dolencias del cuerpo y del alma
Pero en Cristo encontrabas la calma
Que hoy también queremos encontrar


A la iglesia tu fuiste obediente 
Y la amaste de tu un modo ejemplar
Como tu la queremos amar
En servicio de fe y caridad


Tus ejemplos serán nuestra guía
Nuestra fuerza en el arduo camino
Jesucristo Luz, Vida y Camino
La verdad que viniste a enseñar


En tu amor a la virgen María
Inculcado en el confesionario
Hoy tus hijos rezando el rosario
A ti Padre vamos a imitar


Los estigmas marcaron tu cuerpo
Como signo de predilección
Y hoy en muestra de veneración 
Tus devotos rendimos honor